Navigation Menu+

REINOSA

Posted in Reinosa, Wiki Campoo

reinosa61

SUPERFICIE: 4,12 km2

POBLACIÓN: 12.852 habitantes

ALTITUD: 855 m.

EL MEDIO

El término municipal de Reinosa es uno de lo más pequeños de España, con una superficie de 4,12 km2, que se corresponden prácticamente con la extensión de su casco urbano. Se ubica en el centro geográfico del valle de Campoo, en la confluencia de los principales ríos del valle (Ebro, Híjar e Izarilla9 y de las principales vías de comunicación que cruzan el territorio.
La altura de Reinosa es aproximadamente la media de la zona Campoo Los Valles con 850 metros. El clima acusa muchos rasgos de la continentalidad climática típica de la meseta castellana (mayor insolación y contrastes térmicos que lo normal en el reto de Cantabria) pero matizados con alguna influencia del clima atlántico y de montaña especialmente en el régimen de precipitaciones, pues, no obstante, la divisoria con la vertiente cantábrica está muy cercana, a menos de un kilómetro en la zona de Cañeda.

PAISAJE Y NATURALEZA

A poco que alcancemos el borde de Reinosa se nos abre a la vista una extensa panorámica del valle de Campoo por cualquiera de sus frentes, resultando especialmente grata hacia poniente, con el telón de fondo de la sierra de Isar y de Cordel y sus alturas superiores a los 2.000 metros donde destacan los perfiles inconfundibles del Pico Tres Mares (2.175 m.) y el Cuchillón (2.222 m.). Por el norte, el límite visual lo marcan dos alineaciones paralelas de oteros de alturas comprendidas entre los 1.000/1.100 metros en la zona de las Costeras y los 1.492 del Ropero o los 1.429 del Raposo. Hacia el sur y el este, las alturas de los montes presentan mayor moderación y perfiles más suavizados y en ellos se intuyen ya algunas características paisajísticas propias de la zona castellana.

Reinosa posee muy buenos parques y jardines repartidos por su casco, algunos de reciente creación (caso del aprovechamiento de las márgenes del Ebro e Híjar) y otros con un origen en el siglo XVIII (Parque de las Fuentes y del Paseo de San Francisco) y en el XIX (jardines de Cupido o el Campo Colorado) en los que se conserva su magnífico arbolado originario de la época.
PAISAJE HUMANIZADO

Reinosa es una ciudad eminentemente industrial que experimentó un crecimiento importantísimo  de su población y urbanismo desde la instalación en 1918 de la Sociedad Española de Construcción Naval (la actual GERDAU) y en 1930 de la CENEMESA (actual ABB) a la que seguirían en las décadas posteriores otras industrias como la Farga, o las conserveras y alimentarias como Cuétara y Gullón. Las fábricas y las barriadas obreras que encontramos en el perímetro de Reinosa son sólo una parte de la imagen de la ciudad, muy distinta de la del centro que se extiende en torno a la plaza de España y a lo lardo de la arteria principal que formaron la Avda de Castilla, la Avda del Puente Carlos III, la calle Mayor y la Avda de Cantabria.

En la actualidad, la población de hecho es de 11.789 habitantes, en su mayor parte dependiente, directa o indirectamente, de esta actividad industrial.

Reinosa asume el papel de capital de Campoo por su estratégica situación en el centro de la comarca de lo que fuera la Merindad de Campoo y hoy partido judicial de Reinosa. Aquí se concentran los principales equipamientos y servicios administrativos, comerciales, hosteleros, turísticos, culturales y deportivos de la comarca.

 

PATRIMONIO HISTÓRICO

La Plaza de España forma un buen conjunto arquitectónico presidio por el ayuntamiento y los torreones de los Navamuel y Manrique y los Navamuel y Calderón, junto a otras casas de valor como la de los Mioño o las bellas alineaciones de casas de vecindad asoportaladas y con fachadas animadas con galerías y miradores.

Edificios religiosas de interés son la parroquia de San Sebastián (siglo XVIII), declarada Bien de interés Cultural y la iglesia del antiguo convento de San Francisco (siglos XVI-XVII).

Casonas y palacios barrocos del XVIII nos encontramos por la Avenida del Puente de Carlos III y la Calle Mayor. Sobresalen el edificio “La Casona” (Bien de Interés Cultural) y la “casa de Pano” o del Marqués de Cilleruelo. De esta época son también el Puente de Carlos III, la fuente de la Aurora y el molino del los Obeso.

Otros edificios de interés de lenguaje historicista y regionalista encontramos por las mismas calles, en los ensanches del Quintanal y Ciudad Jardín y en los alrededores del Parque de Cupido. También interesantes son el Teatro Principal, la Plaza de Abastos (desaparecida hace un año por un incendio), el cementerio municipal y el monumento a Casimiro Sáinz.

 

FIESTAS

San Sebastián. 20 de Enero. Comienza la fiesta con una misa en la parroquia de San Sebastián en honor al patrón de Reinosa, a cuyo término tiene lugar en la Plaza de España una degustación de vino, acompañado de galletas, y amenizada por la Orquesta Municipal de Reinosa.

Durante la mañana tiene lugar el concurso de ollas ferroviarias, que cuenta con una elevada participación. La fiesta concluye con una animada romería en la Plaza de España.

Día de San Mateo. 21 de Septiembre

Día de la feria de ganado caballar y vacuno en el Mercado Regional. Donde se concentran ganaderos de toda la región. En la bolera de Las Fuentes se celebran las finales del Concurso Nacional de Bolos, con gran afluencia de público, a lo que sigue el Gran desfile de Carrozas, presidido por la Reina de las fiestas y su corte de Honor. En la Plaza de España, animada romería-verbena como colofón final a este típico día.

Día de Campoo. Último domingo de septiembre. Fiesta declarada de Interés Turístico.

Fiesta de exaltación del folklore de Campoo y de Cantabria, en la que el traje regional y las estampas típicas son protagonistas de la jornada.

Hay que destacar el desfile de carretas típicas por en centro de Reinosa y, seguidamente, en la Plaza de España, el concurso folklórico con cánticos.

Día de Santa Ana. 26 de Julio. Ermita de Santa Ana, situada en el campo de Santa Ana, perteneciente al municipio de En medio.

La fiesta comienza por la mañana, con una misa en el campo de Santa Ana donde se encuentra la ermita. Seguidamente, dan comienzo los juegos infantiles. Es tradición que las familias suban con sus cestas de comida. Después de la comida y ya llegada la tarde, se celebra la romería de Santa Ana, que cierra esta tradicional fiesta.

 

PLAZA DE ESPAÑA      

Dentro del patrimonio arquitectónico civil de Reinosa tenemos uno de los conjuntos más interesantes en torno a la Plaza de España, donde nos encontramos con las dos construcciones más antiguas de la ciudad. Estas son los torreones de los Navamuel y Manrique y de los Navamuel y Calderón alineados en el mismo frente del ayuntamiento. Son los únicos testigos existentes del primigenio núcleo de población de Reinosa, surgido en los alrededores de la plaza actual, donde se levantaban más torres y fortalezas, hoy desaparecidas. Tenemos constancia de su existencia al menos desde el siglo XIV y de su protagonismo a lo largo de esa centuria y de la siguiente en las guerras de bandos en la que se vieron envueltos casi todos los territorios de la España del momento. De su pasado militar pocos recuerdos permanecen en los muros de los dos torreones, ya que se vieron muy transformados en distintas ocasiones a lo largo de los siglos. Con todo, ciertos elementos ojivales aún son perceptibles, especialmente en la fachada trasera del torreón de Navamuel y Manrique donde sobresale un balconcillo a manera de matacán.

Cierra la crujía norte de la plaza la Casa Consistorial de Reinosa. Se construyó en el año 1833 según los planos del arquitecto José de Peterrade, en estilo neoclásico, siendo sus elementos distintivos la arquería del soportal y los mensulones de los balcones de los dos pisos superiores. Este edificio sustituyó a otro que había en el mismo solar en le que tenía su sede el Ayuntamiento General de la Merindad de Campoo que sufrió graves desperfectos durante la ocupación francesa entre 1808 y 1814.

La crujía se ve ocupada por la casa de los Mioño, edificio de planta baja y una altura, de proporciones horizontales, construido en recia sillería. La parte más interesante del inmueble es la fachada que da a la calle Mayor, con planta baja a la que se abre un soportal de cuatros arcos y piso principal con otras tantas ventanas y paramentos de sillería totalmente lisos, en donde apreciamos los ecos de la arquitectura desornamentada de finales del siglo XVI o principios del XVII.

Los frentes oeste y sur, salvo la casa que hace esquina con la calle San Sebastián y los torreones (buen edificio del siglo XVIII, muy alterado en su fábrica) se cierran mediante edificios de vecindad sobre soportal, en su mayor parte construidos o reformados en siglo pasado o a principios del actual en los que vemos fachadas encubiertas por galerías acristaladas, típicas en Reinosa, creando un conjunto de gran calidad estética.

 

ARQUITECTURA CIVIL S. XVIII

El siglo XVIII resultó crucial en la historia del urbanismo y del patrimonio reinosanos. La construcción en el año 1753 del Camino Real por orden de Fernando VI, con el que se quería impulsar el comercio de la lana y del trigo entre Castilla y el puerto de Santander, activó la economía de Reinosa, experimentándose un crecimiento lineal de la villa a ambos las dos de la nueva vía, donde surgen sólidos edificios y casonas, símbolos de la prosperidad de los nuevos tiempos. El repentino ardor constructivo es especialmente notorio en la Avenida del Puente Carlos III, que recibe tan pomposo nombre del puente construido sobre el río Ebro en el reinado de dicho monarca. A la vera del nuevo “camino” se levantaron varias casonas con fachada de traza barroca y buena sillería, en la que raramente faltan los escudos de armas de sus promotores.

Precisamente La Casona es el edificio más singular y valioso de esta época. A nivel local se la conoce también con el nombre de la Casa de la Niña de Oro según una leyenda que cuenta que su primer propietario, Luis de los Ríos Velasco, prometió ofrecer a la Virgen el peso de su hija en oro si ésta sanaba de una grave enfermedad. Se edificó en el año 1778 siguiendo los planos del arquitecto maestro Gandarillas. Su impresionante fachada atiene estructura de palacio urbano. Consta de planta baja de sillería almohadillada, que también se utiliza en los esquinales, y dos pisos divididos en cinco calles mediante pilastras lisas de orden gigante que culminan en saliente alero moldurado. En la calle central se concentra la mayor parte de la decoración en la portada que se enmarca con columnas toscazas salientes sobre plinto en las que apoya el balcón del piso principal. La ventana que a éste se abre se de decorada por un elegante frontón partido y retranqueado en cuyo centro luce el escudo familiar de su propietario. En las calles laterales, hay balcones sobre ménsulas en los dos pisos tras los que aparecen las ventanas que en piso principal se protegen con guardapolvos de fina moldura. Muy rica es la rejería de hierro forjado de todos los balcones y de las ventanas del piso bajo.

A principios del siglo XX se añadió el piso de mansardas y se reformó la fachada posterior, con el adosamiento de un cuerpo a manera de belvedere con tres arcos carpanales apoyados en finas columnas, enmarcado por dos miradores sobre pesadas ménsulas.

El edificio sufrió diversos avatares desde su construcción, especialmente dos incendios, uno en 1808, con la llegada de las tropas francesas y otro más recientemente, en 1978, que le redujo prácticamente a sus muros maestros. En 1982 La Casona se declara Bien de Interés Cultural, pasando en 1984 a propiedad del ayuntamiento, quien se encarga de su rehabilitación con proyecto del arquitecto Fernando Gutiérrez Polanco. En el interior solo queda de su traza antigua la monumental escalera de piedra, de barroquista decoración y excelentes rejas y detalles de forja, así como un banco de azulejos dedicado a la Virgen de Montesclaros.

En la actualidad el edificio está dedicado a fines culturales. En la planta baja se ubica la oficina de Turismo de Reinosa y una espaciosa sala de exposiciones. En la planta principal diversas salas se utilizan como sala de conferencias y espacios de ocasionales exposiciones y muestras de artesanía y agroalimentación. En el piso superior se viene celebrando desde 1990 los exitosos Cursos de Verano sobre el Patrimonio Histórico de merecida fama a nivel Nacional. En este piso se ubica también la Biblioteca “Julio Montes”, inaugurada en Septiembre de 1997 con un fondo de más de 9.000 volúmenes.

Otra construcción de valor del siglo XVIII la tenemos en la llamada Casa de Pano o de Marqués de Cilleruelo en la Calle Mayor, junto a la Plaza de España. Su elegante fachada, ensombrecida por la contaminación y por encontrarse en el punto más estrecho de la calle, se ve animada por saledizos balcones de púlpito en los laterales y por el más amplio de la calle central, bajo el que se abre la portada con arco de medio punto enmarcada entre pilastras cajeadas. De valor son, igualmente, las ventanas con molduras de orejera, los dos escudos familiares de los Velasco y los Quevedo a los que pertenecía el Marqués de Cilleruelo y si alero en saledizo del que sobresalen cuatro gárgolas de cañón. Aún tenemos más casonas barrocas de recias fachadas de sillería y valiosas portaladas en el primer tramo de la Avenida Cantabria, más allá de la Escuela de Educación Infantil del Colegio Público Concha Espina, la antigua escuela de niñas de la Obra Pública (hoy en día cerrada debido a la unificación de los colegios) inaugurada en el año 1785. Justo enfrente de este último edificio, centrando una plazuela a la vera del viejo camino, se encuentra la popular Fuente de la Aurora, de bello perfil de aire dieciochesco, uno de los símbolos emblemáticos de la ciudad, que abasteciera agua a la población hasta que se construye la traída de aguas del alto de los Cuetos en la primera década del presente siglo.

No podemos concluir el repaso a la arquitectura y el urbanismo del siglo XVIII sin hacer mención a la construcción de molinos y fábricas harineras a lo largo del cauce del río Ebro. El Camino Real favoreció la dedicación de muchos reinosanos de entonces al duro oficio de la carretería lo que suponía el acarreo de grano desde Castilla que era molido en gran parte en Reinosa para, posteriormente, ser trasladado hasta el puerto de Santander, En el casco urbano de Reinosa llegaron a existir seis molinos, cuatro de ellos movidos por las aguas del Ebro. En la actualidad se conserva tan solo uno de ellos, acaso el más importante de la época, si bien con una función totalmente distinta. Se trata del molino de los Obeso situado en la calle Marqués de Cilleruelo en una zona de la ciudad recuperada en los últimos años con amplios paseos y parques. De un pasado productivo aún es reconocible, aunque muy reformado, parte de su canal de desagüe, la presa de recogida de aguas, así como el grueso de los edificios de la antigua instalación. En los últimos años se ha rehabilitado por completo el conjunto de los edificios que los forman, según proyecto del arquitecto local F. Gutiérrez Polanco. Aquí se encuentran las oficinas del Instituto Nacional de Empleo, algunas dependencias de la Escuela taller de Reinosa y la sede de los Juzgados de Reinosa y el Centro de Artesanos Agroalimentarios.

 

ARQUITECTURA S. XIX

Comienza el siglo XIX para la capital campurriana con el nefasto episodio d la Guerra de la Independencia en el que estuvieron a punto de desaparecer gran parte de los edificios representativos de la ciudad tanto religiosos (Convento de San Francisco), como civiles (La Casona, el antiguo ayuntamiento). Un recuerdo de aquella época nos queda en El Cañón que se yergue en la confluencia de las calles Mayor, Puente de Carlos III y la plaza de Díez Vicario, en el corazón mismo de la ciudad. Se dice que lo abandonaron las tropas francesas del General Merle en su apresurada salida de la villa tras la llegada de la resistencia encabezada por el obispo de Santander, Rafael Tomás. El viejo cañón en un símbolo querido de la ciudad, casi un personaje que pasa desapercibido mientras bóxer el paso continuo de peatones y vehículos.

Aunque las consecuencias de la Guerra se dejarían notar hasta la segunda década del siglo XIX, la villa recupera pronto el protagonismo comercial que tuviera en la anterior centuria, e incluso, cobra mayor impulso el comercio de harinas por el Camino Real. Son tiempos de intensa actividad de molinos y fábricas harineras, de paso continuo de carreteros y de apertura de tiendas, almacenes y talleres. Poco a poco se va formando una pequeña burguesía con capacidad de inversión en nuevas industrias, sobre todo cuando el comercio por el “camino” entra en crisis en años posteriores a la construcción del ferrocarril entre Alar del Rey y Reinosa (año 1857) y entre Reinosa y Santander (año 1866).

Muchos edificios de finales del siglo pasado y de las primeras décadas del actual que se construyen a lo largo de la arteria principal de la ciudad, vienen a complacer las necesidades de representación y afirmación de esa nueva clase social.

En la Calle Mayor tenemos algunas de las mejores casas de vecindad de ese momento, en las que se recurre a los lenguajes formales del eclecticismo y del regionalismo montañés con artísticas fachadas en la que se mezclan multitud de motivos decorativos. Destacan las del banco Santander (nº 23), la casa de “Los Pedros”, (nº13), la de “Federico Amor” (nº30), la Casuca Ascensión (en la calle Sánchez Díaz, que mandara construir Ramón Sánchez Díaz, escritor e intelectual local que la donó en 1954 como Casa de Cultura Municipal), o la casa de “la Negra” (nº1). Pegadas en muchos casos a éstas, hay otras casa de vecindad más populares pero con valiosas fachadas que en la mayor parte de las ocasiones se protegen con galerías acristaladas, creando conjuntos de bastante valor ambiental a lo largo de toda la calle, en la que no faltan tampoco los soportales, elemento carácter´sitico de la arquitectura de esta parte de la ciudad.

 

ARQUITECTURA SIGLO XX

En la Plaza de Díez Vicario, la antigua y concurrida laza del Espolón, se conservan también buenos ejemplos de esta arquitectura popular de galerías y soportales frente a la Casa de las Princesas (derruida recientemente), sobre un antiguo caserón en el que se desposaron en el año 1497 el príncipe Don Juan y Doña margarita de Austria.

En la Avenida del Puente Carlos III se amplían la mayor parte de las casonas que se construyeron en el siglo XVIII con el añadido de una altura más y galerías acristaladas en las fachadas. También se edifican nuevas casas de vecindad en la misma línea estética que la que vemos en la calle Mayor, quedando vistosas alineaciones de galerías a lo lardo de su trazado. Llama la atención el chalet de Alfa (actuales oficinas de la Agencia Tributaria), junto al Puente de Carlos III, construido en 1903 por el industrial Jaime de Mora y Obregón siguiendo, posiblemente, los planos de los catálogos de arquitectura europeos repletos de referencias pintorescas a los estilos históricos y tradicionales de las “villas” francesas.

 

 

REINOSA

HOTELES

HOSTAL TAJAHIERRO
C/La Pelilla nº8
39200 Reinosa
942753524 686020750

APARTAMENTOS TURÍSTICOS EL EBRO
Plaza Diez Vicario, nº1
629536433 942 750027
www.elebro.es

HOTEL RESTAURANTE “EL GOLOBAR”
C/Embutición nº68 (Polígono de la Vega)
942753638
www.hotelgolobar.com

HOTEL ABREGO
C/Ábrego nº12
656 847 121
www.hotelabrego.es

HOTEL SAN ROQUE
Avda. de Cantabria nº3
942754788
www.hotelsanroque.eu

HOTEL VEJO
Avda. de Cantabria nº83
942751700
www.hotelvejo.es

POSADA VILLA ROSA
C/ Héroes de la Guardia Civil,nº4
902930374 630441770
www.villarosa.com
RESTAURANTES

AMBIGÚ
Travesía La Nevera, nº3
942754623
ASADOR EL MOLINO
C/Deltebre nº2
942751077
www.elmolinoreinosa.com
AVENIDA SIDRERÍA
Avda. Puente de Carlos III, nº21
942751934

BRASERÍA LA CABAÑA
C/Juan Jose Ruano, nº4
942750837
CANTABRIA
Trav. La Naval, nº12
942753515

CENTRO
Marqués de Reinosa, s/n
942 755559

EL CID
C/Ángel de los Ríos, nº 14
942751983

EL MONTAÑES
C/Deltebre nº7
942751785

HOYOS
c/Angel de los Ríos, nº17
942752213

LAS FUENTES
C/Mayor, nº1
942751466

LOS ÁNGELES
Avda. Puente de Carlos III, nº49
942752584 630988000

MESÓN EL CHIRINGUITO
Plaza de la Constitución, nº2
942750089

NORTE Y SUR
Avda. Puente Carlos III, nº7
942750972

GOLOBAR
Polígono de la Vega, C/ Embutición, 68
942753638
www.hotelgolobar.com

PAULUS
C/San Sebastián, nº5
942755689

PIZZERÍA LAS LUNAS
C/Casimiro Sainz nº1
942750015
www.laslunas.es

RESTAURANTE EBRO 
Plaza General Diez Vicario, nº1
629 536 433 942 750027

SAN ROQUE
Avenida de Cantabria, nº3
942754788
www.hotelsanroque.eu

DE VINOS Y TAPAS
C/Ángel de los Ríos, 2 bajo
942 75 43 96

TRES MARES
Avenida de Cantabria, nº4
942755355

VEJO
Mayor, 32
942 750694
www.hotelvejo.es