Navigation Menu+

Río Híjar

Posted in Riberas

fuentes hijar 606 (187)

El Híjar nace en la cuenca de Pidruecos, en Alto Campoo, entre la cara este del Pico Tres Mares y la base del Cuchillón, en Brañavieja. Sus torrentosas aguas reciben el aporte de los arroyos Cirezos, Trescanales, Cervalizas, Solana, Muñía, y Merdero hasta la confluencia con el Guares, en el paraje de Riaño. A partir de aquí, confluyen en el Híjar los arroyos de Villar, Coteruelos y Las Celadas. Tras recibir el agua del último, pasado Paracuelles, gran parte de su caudal se filtra en el subsuelo, y tras un recorrido subterráneo de algo más de 800 m. vueve a aflorar en el denominado “Nacimiento del Ebro”, en Fontibre (surgencia kárstica). El resto del agua no filtrada sigue su cauce superficial describiendo un arco O-S-E hasta su encuentro con el caudal principal (ya con el nombre de río Ebro) en la localidad de Reinosa. El mencionado caudal superficial puede llegar a desaparecer durante el estiaje, no así el subterráneo que resurge en Fontibre.

Hasta su llegada a Reinosa, el Híjar pasa por las localidades de La Lomba, Entrambasaguas, Villar, Celada de los Calderones, Naveda, Espinilla, Paracuelles, y Villacantid, y ya con el nombre de “Ebro”, Fontibre, Salces y Nestares habiendo recorrido 28 kilómetros.

Toda la margen izquierda, desde el nacimiento a Entrambasaguas, y hasta la divisoria de la Sierra de Híjar tiene la calificación de Zona de especial protección para las aves. La misma zona, añadiendo la margen derecha del circo de Tres Mares está catalogada como Lugar de Importancia Comunitaria.

Entre la fauna que nos podemos encontrar destacan la trucha común y el piscardo, que son habitantes frecuentes de estas aguas montañosas. Una buena colección de reptiles y anfibios: lución, eslizón ibérico, lagarto verdinegro, lagartija roquera y lagartija ibérica, culebra de collar, y víbora cantábrica. Tritón alpino, tritón palmeado, tritón jaspeado, salamandra común, y sapo común.

En el grupo de los mamíferos citaremos entre otros al desmán ibérico, al musgaño de cabrera y musgaño patiblanco, al murciélago rabudo y murciélago ribereño presentes en los acantilados de Piedra Aguda, a la nutria, a la marta, a la comadreja, y al armiño. Los valles de la Sierra de Híjar marcan el límite de levante de la población oriental de oso pardo, la más amenazada de Europa; los ataques de los osos a las colmenas de las poblaciones ribereñas se producen una o dos veces al año. La población de lobo, abundante en esta sierra hasta hace 70 años, ha mermado hasta aproximarse a la extinción. Las orillas del Híjar son frecuentemente visitadas por corzos y ciervos.

Entre otras aves, se encuentran el águila real, el halcón peregrino, el azor, el ratonero, el alimoche, el buitre leonado, el búho real, el cárabo, el mirlo acuático, y el martín pescador. En peligro crítico de extinción, el urogallo cantábrico aún conserva algún cantadero en los hayedos de Híjar.

La vegetación vinculada al río Híjar corresponde a la zona de transición entre el clima oceánico (bosque eurosiberiano) y el continental. En el circo de Tres Mares, donde nace el río, y desde la cota de los 1500 m, la vegetación predominante es el pastizal y matorral alpino, con especies gramíneas y herbáceas como la genciana, además de especies leñosas como el enebro rastrero, el brezo, tojo y la escoba. Por debajo de la mencionada cota se forman grandes bosques caducifolios donde las especies dominantes son las hayas y los robles, con manchas bien conservadas de abedules y acebos, y tejos dispersos. Acercándose a los 1000 m. de altura, aparecen las primeras choperas y, que junto a especies como el roble común o cajiga, el fresno, el arce y el avellano, acompañarán al río durante todo su recorrido.

 

fuentes hijar 606 (273)