Navigation Menu+

Las pinturas murales góticas de Valdeolea. S.XV

Posted in Auto rutas 1/2 jornada

Iglesia de Santa Olalla

Todas las iglesias recomendadas  en esta autoruta forman el conjunto gótico  mural más antiguo de Cantabria.

El uso de pintura para decorar el interior de los templos, particularmente el presbiterio, debió ser habitual en Cantabria durante la baja Edad Media. Solamente a partir del siglo XVI, cuando se inicia el desarrollo de la imaginería escultórica y surgen talleres autóctonos de fabricación de retablos, se tapan estas pinturas.

Su técnica, muy artesanal y popular, continuará utilizándose, pero con menos intensidad, a lo largo de la época barroca (Santa María de Hito).

La conexión estilística entre las pinturas de Las Henestrosas, La Loma, Mata de Hoz y con las de foco del norte de Palencia es total, ya que todas fueron ejecutadas por el “maestro de San Felices”, el pintor que firmó los frescos de la iglesia de San Felices de Castillería con la que hay una patente (colores planos sin gradación tonal, independencia de las escenas con escuadre, tímida aplicación de la perspectiva, etc), pero la adscripción al gótico es palpable en la humanidad de las escenas, el expresionismo de los personajes y la acusada narratividad.

La intimidad y el recogimiento de los lugares, recomienda una ruta con el siguiente itinerario:

10’30. Nos acercamos hasta Mata de Hoz, donde ver su iglesia de San Juan Bautista. Es románica, de mediados del siglo XII y consta de nave única, ábside semicircular y espadaña a los pies, aunque cuenta con distintos añadidos de los siglos posteriores que enmascaran la mayor parte de su primitiva esencia. Es edificio modesto de ámbito rural, con toscas representaciones escultóricas que se centran en la decoración de los canecillo, en la portada abocinada (tras el pórtico y embutido en la sacristía) y en los capiteles del arco triunfal. Lo más original de la iglesia es el conjunto de pinturas murales góticas de las décadas finales del siglo XV.

11:45. Después nos podemos acercar a la iglesia de Santa Olalla, en el pueblo de La Loma.  El templo se consagró el en año 1174 como muestra una inscripción en la portada de la sacristía. Lo más llamativo de la iglesia de Santa Eulalia y lo que mayor fama le ha reportado son las pinturas murales que cubren la bóveda y el frente de la cabecera. Se realizaron en las últimas décadas del siglo XV

12’45: Terminaremos por la más grande de ellas, Sta. María de Las Henestrosas.La iglesia de Santa María la Real (finales del s. XII o principios del s. XIII) se ubica a las afueras del pueblo en una elevación del terreno. Al lado, se han excavado los restos de una necrópolis que ha aportado una valiosa información sobre tiempos tardorromanos y altomedievales (una muestra de los cuales permanece expuesta en el interior de la iglesia).

Aprovechando la visita al pueblo podemos visitar la capilla del Palacio de La Corralada  en Las Henestrosas que también tiene restos de las pinturas murales y cuya fachada funciona como un elemento independiente poco relacionado con la distribución interior más allá de su frente. También cuenta con un precioso escudo de armas.

14’00. Podemos acercarnos a comer algo a Mataporquera, en el Chamberí o en el Gurugú podemos hacerlo de maravilla.

Para visitar las tres iglesias o cualquiera de ellas: acceso al patrimio religioso.